GESTIÓN DEL CICLO DE VIDA DE LAS APLICACIONES | ALM

GESTIÓN DE REQUISITOS

GESTIÓN QA

ALM | Gestión del Ciclo de Vida de Aplicaciones

¿Qué es ALM – Gestión del Ciclo de Vida de las Aplicaciones?

ALM (Application Lifecycle Management) o gestión de ciclo de vida de aplicaciones, es una disciplina que involucra todo el proceso de incorporar, coordinar y monitorear las actividades necesarias para la creación de una solución de software o aplicación,  desde la concepción de la idea principal hasta el desarrollo de las diferentes etapas: comenzando por la especificación de los requisitos, desarrollo, pruebas y aseguramiento de la calidad, despliegue o puesta en marcha  y el posterior mantenimiento y mejora continua.

ALM

ALM | Gestión del Ciclo de Vida de Aplicaciones

Funciones de un software ALM

Un programa ALM que se describa a sí misma como una solución completa debe contemplar las siguientes funciones:

  • Gestión de requisitos: Proceso de identificar, documentar, mantener, comunicar y trazar los requisitos a lo largo del ciclo de vida del sistema, producto o servicio.
  • Gestión de pruebas y calidad: Incluye la realización de todas las actividades necesarias para validar todos y cada uno de los requisitos definidos en el proyecto, certificando que cumplen con las especificaciones iniciales.
  • Seguimiento de problemas y defectos: Si se detectan algún tipo de anomalía o fallas durante la fase de aseguramiento de la calidad, poder establecer mecanismos de corrección y subsanarlas.
  • Cambios y configuración: Consiste en poder adaptar cualquier artefacto del proyecto a la metodología o filosofía utilizada por la empresa para el desarrollo de este, haciendo que cualquier elemento de trabajo pueda ser personalizado.
  • Auditoria de métricas e informes: Se refiere al conjunto de informes disponibles que son generados en tiempo real con información almacenada en la base de datos, permitiendo conocer al momento el estado actual del proyecto.
  • Gestión de la planificación y estimación de recursos: Poder distribuir los recursos, a través de una planificación efectiva de tareas, tiempos y personal, adaptándose a cualquier metodología para el desarrollo de proyectos.
  • Gestión de reutilización y variantes: Poder reutilizar y aprovechar artefactos creados anteriormente en otros proyectos, disminuyendo el tiempo de desarrollo y aumentando la calidad en el producto final.
  • Control de versiones: Es referido a la gestión de los cambios que se van realizando en el proyecto y poder conocer su estado en algún momento del tiempo.

La herramienta debe ser lo suficientemente flexible para que pueda integrarse fácilmente a los flujos de trabajo existentes de la empresa y permitir la automatización de estos, así como la adopción de cualquier metodología para el desarrollo de proyectos.

ALM | Gestión del Ciclo de Vida de Aplicaciones

Beneficios de utilizar un software ALM

Son múltiples los beneficios de trabajar con herramientas de tipo ALM, los más destacables son:

Aumento significativo de la productividad, al lanzar nuevos productos en menor tiempo.

Garantizar la implementación de productos de alta calidad.

Optimizar la colaboración y comunicación entre los equipos de trabajo.

Reducción de los tiempos de desarrollo y mantenimiento.

Reducción de costes, consolidando toda la infraestructura del proyecto en una única solución.

Ayudar a las empresas a alcanzar un alto nivel de eficiencia y a obtener ventajas competitivas.

Transparencia en el negocio, al ofrecer mayor claridad y simplicidad para procesos complejos.

ALM | Gestión del Ciclo de Vida de Aplicaciones

Programa recomendado para ALM